martes, 11 de diciembre de 2012

OPINIÓN / Para recordar en el Día del Juez / Antonio Silva Aranguren


Ayer fue el día para celebrar los derechos humanos y, según lo que vi en la prensa digital, se denunció la aprehensión de un conocido activista pro derechos humanos.

 

Hoy es el día del juez y eso me lleva a recordar que la ironía y la paradoja es, como en el caso de ayer, lo que nos caracteriza. Si uno simplemente guglea tomará nota de que en un día del juez, de 2009, el Presidente de la República actuó como tal (bueno, como mal juez en realidad) y condenó a la jueza Afiuni a la pena máxima que admite nuestra legislación, a la vez que advirtió que en otros tiempos (los del auténtico Bolívar) la habrían fusilado. Baste un link al respecto: http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/127712/pide-30-anos-de-carcel-para-la-jueza-afiuni-y-dice-que-bolivar-la-hubiese-fusilado/

 

De modo que ese 11 de diciembre de 2009 el presidente fungió de juez generoso, porque el fusilamiento (de momento) no está previsto.

 

Como corresponde, el poder judicial se entregó a cumplir las órdenes del presidente, porque resulta que todavía en nuestro sistema no se le ha conferido el poder para emitir el texto de la sentencia, aunque vemos que sí para sentenciar/condenar. El conocido exmagistrado Aponte Aponte nos lo hizo saber en su oportunidad, si bien no creo que haya sorprendido a muchos.

 

El exmagistrado Aponte, además, nos regaló ese texto de emocionante título "Retos de la justicia venezolana contemporánea", su discurso de orden con ocasión de la apertura de las actividades judiciales, pronunciado en enero de 2006, y con el que el TSJ engalanó/enriqueció su producción editorial. Al menos hasta hoy sigue anunciado en su web": http://www.tsj.gov.ve/informacion/miscelaneas/publicaciones_gaceta_forense.html


Día difícil entonces de celebrar este de hoy.


Escribió Francisco de Quevedo en su "Política de Dios y Gobierno de Cristo" que "menos mal hacen los delincuentes que un mal juez". Hoy tal vez convendría precisar que en ciertos casos ambas cualidades coexisten en la misma persona.

 

Antonio Silva Aranguren


No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.