lunes, 20 de julio de 2015

Henri Falcón: El país requiere medidas económicas urgentes


La agudización de los problemas obliga a las autoridades nacionales a tomar medidas económicas urgentes por el bien del país, por lo cual es inaplazable la concertación productiva y política que permita integrar los esfuerzos en un gran acuerdo nacional para superar la crisis.

 

El gobernador progresista Henri Falcón, al referirse a la Asamblea Anual de Fedecámaras que se realizó en Barquisimeto (Lara) el fin de semana, lamentó que el gobierno nacional perdiera una valiosa oportunidad para lograr acuerdos con el sector productivo nacional.

 

En el evento empresarial, el líder progresista hizo una serie de planteamientos al país como contribución al debate necesario.

 

"Primero que todo planteamos la apertura de un diálogo positivo, abierto, democrático  y productivo con los sectores de la producción, el comercio y los servicios del  sector privado. Igualmente consideramos necesario el establecimiento de un clima de respeto y libertades a la inversión privada nacional e internacional y garantías a su funcionamiento sin que se vea acorralada por procesos de intervención, cierre, expropiación o confiscación".

 

Otro planteamiento, desde nuestra perspectiva progresista –agregó Henri Falcón- es hacer una evaluación de la política de múltiples tasas de cambio en procura de alcanzar la unificación cambiaria. Es necesaria la existencia de un verdadero mercado para la flotación del valor de las divisas.  El dólar paralelo o dólar negro está marcando el sistema de precios en nuestro país y eso se refleja en cualquier negocio, industria, pero también en bodegas y supermercados. Esa distorsión hay que corregirla con prontitud.

 

Subsidio directo

En relación con el ajuste en el precio de la gasolina plantea que se abra un gran debate nacional. "Quizás algunos miren este tema con mucha cautela y cuidado, por el impacto social que pudiera tener. Sin embargo la revisión hay que hacerla pensando en el país, sobre todo en los sectores populares. Ese debate nacional sobre el precio de la gasolina debe incluir la aprobación de un verdadero sistema de subsidio directo a las clases más pobres de nuestra nación". 

 

Explica que coincide con especialistas como el economista Francisco Rodríguez, quien plantea impulsar un programa de transferencia directa que puede funcionar de diferentes maneras.

 

"En el gobierno se ha hablado de una tarjeta de alimentación con la que se tendría acceso a descuentos importantes (entre un 50 y un 60%) en los productos básicos. Los recursos derivados de ese ajuste de la gasolina deberían destinarse a financiar un programa social de subsidio directo a la población, a través de una tarjeta electrónica conectada con la plataforma bancaria nacional.

 

La idea es que la gente reciba una compensación y vea que el día que sube la gasolina le depositaron dinero a través de una tarjeta".

 

Reducir el gasto público

"Nosotros insistimos en restablecer la autonomía del Banco Central de Venezuela para enfrentar la inflación y la especulación cambiaria, limitando su papel como financista del gasto gubernamental y como imprenta de unos billetes que cada vez compran menos productos y servicios.  Esa institución debe informarle a los venezolanos y al mundo en general cuáles son las verdaderas cifras de nuestra economía".

 

Para equilibrar el impacto en la baja de los precios del petróleo, Henri Falcón plantea reducir el gasto público, priorizando lo social y eliminando desembolsos que no le generan beneficios a la mayoría del país. Igualmente se debe organizar  el sistema de endeudamiento público que resulta costoso y amenaza con convertirse en un default si no se controla a tiempo, estudiando razonablemente el perfil de vencimientos de nuestra deuda.

 

Más eficiencia en PDVSA

En el ámbito petrolero considera que es el momento también de hacer una reingeniería en nuestra principal industria, PDVSA, para hacerla verdaderamente eficiente, conservando el control por parte del Estado, pero elevando su capacidad de producción, apartando el control ideológico y partidista en un área tan estratégica para nuestra nación.

 

"En medio de esta crisis estructural, consideramos que el gobierno debe actuar sin complejos ideológicos, pensando en función de los intereses nacionales y no de parcialidades políticas".

 

Henri Falcón resaltó que no es posible sostener en las actuales condiciones la política de subsidios, dádivas y tratos comerciales y financieros preferenciales con los clientes de Petrocaribe y otros países del mundo en perjuicio de los ingresos y de la estabilidad económica de la nación.  "Somos partidarios de la integración latinoamericana, como hijos de Bolívar, pero en este momento de crisis estamos obligados a hacer revisiones en beneficio del país".

 

Concluye que son planteamientos, propuestas concretas, para la definición de un plan nacional de estabilización macroeconómica que debe ser concertado con todos los sectores, sin complejos.


No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.