miércoles, 1 de julio de 2015

La Quinta Sinfonía de Mahler sonará bajo la batuta de Christian Vásquez en la Sala Simón Bolívar

La Quinta Sinfonía de Mahler sonará en manos de la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño de Venezuela, bajo la batuta del maestro Christian Vásquez, este viernes, 3 de julio, en la Sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música


Gustav Mahler solía decir que el componer una sinfonía era equivalente a crear un mundo. Este viernes, 3 de julio, a las 5:00 pm, en el Centro Nacional de Acción Social por la Música, la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño bajo la dirección del maestro Christian Vásquez, recreará el mundo que el compositor austriaco plasmó en su Sinfonía N° 5.

 

La pieza, escrita entre 1901 y 1902, marcó el principio de un nuevo capítulo en la obra total de Mahler. Es la primera de una trilogía de sinfonías puramente instrumentales, en las que el autor compensa la ausencia de  la voz humana con un nuevo estilo de polifonía orquestal. Pertenece a un ciclo conocido como Rückert Symphonien, fundamentado en episodios de la vida del propio compositor.

 

"La Quinta Sinfonía de Mahler representa un gran desafío musical y técnico, en ella se evidencian importantes cambios de la vida de Mahler. Está concebida en cinco movimientos. Al principio, el tema de la muerte está presente, pero después la vida y el amor recobran importancia. En los dos primeros movimientos predomina un aspecto lúgubre; mientras que el tercero, en forma de Scherzo, está marcado por la influencia de los ritmos vieneses con los que Mahler se identificó mientras desempeñaba el cargo de director de la Real Ópera Imperial de Viena", explicó Christian Vásquez, sobre la obra estrenada el 18 de octubre de 1904 en Alemania.

 

De carácter distinto son los dos últimos movimientos, compuestos en 1902, posterior al primer encuentro de Mahler con Alma Schindler (quien se convertiría en su esposa pocos meses después). "El Adagietto y el Finale son los movimientos con los que culmina la obra. En ellos se siente otra energía, más ligera, clara y optimista. Mahler concibe el Adagietto como una declaración de amor hacia Alma. En la actualidad es uno de los fragmentos más conocidos de la sinfonía por su intensidad, lirismo y belleza", agregó Vásquez

 

Este concierto de la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño junto al maestro Christian Vásquez forma parte de la programación del 40 aniversario del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, cuyo órgano rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela. 

 

Puede seguir esta y otras informaciones a través de las cuentas de El Sistema en redes sociales: @elsistema (Twitter) y @elsistema_ (Instagram).



--

--

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.